Estamos escuchando sonidos extranjeros

Los participantes han navegado en el “Interactive Sonic Environment”, que contiene el paisaje sonoro del metro de Londres. Cómo ha sido la experiencia de escuchar estos sonidos en comparación con la experiencia sonora del Metro de México?

Advertisements

4 Comments on “Estamos escuchando sonidos extranjeros”

  1. Viviana Sedeño says:

    El escuchar siempre ha sido muy diferente al oir, cada persona percibe sonidos, pero estos se transforman y pueden tener un significado mas profundo de acuerdo a las conexiones de pensamientos que se creen en la mente de cada persona al momento de escuhar detenidamente los sonidos. Mi experiencia al entrar al ambiente interactivo del Metro de Londres fue muy significativa, para mi el identificar frases, típicas de las personas en ese país me recuerda a mis amigos de esa nacion. Además los sonidos del metro son muy interesantes y un tanto diferentes de los de la Ciudad de México. Lo que llama en particular mi atención son las campanas en la parte del corredor, la combinanción de imágenes y los sonidos hacen realmente imaginarte un mundo en moviemiento, y la mezcla de sonidos que se puedene hacer crean la magia en conjunto de las acciones de todas las personas que transitan y trabajan dia a dia en el metro.

  2. Ruth Aguirre says:

    Pareciera que pudieran fundirse los sonidos del metro de México y de Londres, sin embargo los sonidos de Londres son más solemnes, las voces, los torniquetes, las puertas, todo difiere del metro de la ciudad. Los anuncios en Londres son por medio de las bocinas; el traslado del tren, las conversaciones, contrastan con las multitudes , los vendedores ambulantes y la gente de México. En Londres todo es más sútil, los sonidos son más suaves.

  3. Entre Londres y el Metro de México

    Uno de los rasgos que encuentro muy particulares es la textura de los anuncios. El sonido de las bocinas, estridente, de volumen fuerte, contrasta en algunos casos con la amabilidad con que se hace el anuncio. Además, los corredores están llenos de sonidos, donde se escucha una multitud de voces que no cesa.
    En el caso de las conversaciones todo se vuelve un poco frío; cortante o solemne. Escucho carcajadas y distintos diálogos, pero en general parecen graves y formales, el contacto es impersonal. Lo que es curioso es la predominancia de pasos, a excepción del espacio donde aparece el tren. Estos pasos son generalmente apresurados, algunas veces trotando, podría pensarse en la falta de tiempo, el tiempo justo, contado. Hay un momento en que alguien comenta en español que los pasos de la gente le recuerdan a caballos corriendo, una imagen grandiosa, ya que una particularidad en los corredores es la profusa cantidad de zapatos que se escuchan, tacones, botas, como una cabalgata.
    En los espacios de entrada y salida encuentro gran cantidad de sonidos metálicos, ritmos como de máquinas en una fábrica. Las monedas parecen más amplias, grandes, más pesadas tal vez, de un material diferente. Pero un conjunto de sonidos me impactó más: la llegada del tren y el sonido que se forma en los túneles: metal pesado crujiendo como una enorme máquina retorciendo los rieles y un eco lejano de golpes férreos, aún más angustiantes que los que percibo en México. En general voces, pasos y puertas hacen un todo que parecería solemne si no fuese por algunas risas o una conversación ligera. Por cierto, jamás había escuchado una “Oyster machine”…

  4. xadiaz says:

    Viviana, Ruth y Alvaro, gracias por escuchar de manera atenta y profunda, esos sonidos del metro de Londres y por compararlos con esos sonidos de cada día en el metro de México. La dimensión subjetiva que Viviana experimenta nos conecta de nuevo con historias individuales, memorias sonoras de toda una vida asociadas a un espacio, el metro, o a múltiples espacios, es interesante y genial cómo te conectas al metro de Londres, identificando voces conocidas en un lugar desconocido.

    Ruth, me atrae tu idea de una posible fusion. Crees que los espacios que escuchas como solemnes no podrían fundirse con el paisaje sonoro del metro de Mexico?

    Alvaro, compartes con Ruth la impresión de solemnidad, texturas, voces, pasos apresurados. Escuchas ritmos, texturas, pesos, y materiales diferentes. Me gusta que “risas y conversación ligera” de alguna manera contrasten para tí en ese mundo sonoro percibido como formal. Me intriga como en sonido podemos identificar un contacto impersonal: son las voces, son las máquinas, ritmos, texturas?

    Mil gracias por sus comentarios y por sentir los sonidos en todas estas dimensiones!!!


Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s